3/9/12

Descanso en la capital



Lluvia de sal
aliento cansado, esperanzado
anunciando la esquina de la utopía con malos presagios

En sus muros el pueblo
los sueños va colgando
Y en la cabalgata ligera de los rostros
se ven siempre humores equivocados,
cicatrices palacio y recintos ultrajados

Otra vez eche a volar los pasos
y por las calles voy navegando

En la sorpresa de la imperfección sublime
de esta eterna ciudad del declive,
protestas y cantos
entre colores y relieves de ornato
encuentro siempre a un pueblo cálido,
alegre y un poco  insensato

1 comentario:

  1. Interesante, refrescante ¿puedo explorar un poco más profundamente?

    ResponderEliminar